Paellero de gas

Los quemaderos palleros de gas son fogones circulares que reparten el calor de las llamas de forma homogénea en la paella. Los palleros pueden tener uno o más fogones circulares. Los hay de varios tamaños. Es importante respetar por un lado las medidas de seguridad al trabajar o cocinar con gas y por otro lado elegir un paellero que sea ligeramente menor de tamaño que la paella. La paella (sartén) tiene que sobresalir unos pocos centímetros.

Encuentra aquí una amplia gama de quemadores de gas * para paellas de diferentes tamaños.

Principalmente se puede distinguir entre tres paelleros quemadores de gas diferentes. Los más usados son los paelleros de gas para exteriores que se conectan a una bombona de gas butano o propano. Existen otros parecidos para el uso en interiores y disponen de seguros adicionales.  Finalmente también existe el llamado difusor paellero. Éste se conecta a los fogones de las cocinas de gas. De esta manera no hace falta usar bombonas de gas. Los quemadores de gas suelen llevar un regulador para cada fogón para regular la llama de cada fogón de forma independiente y conseguir de ésta forma los mejores resultado a la hora de cocinar una paella o usarlo para parilladas, etc. Entre la bombona de gas y el quemador se conecta un regulador de presión (con llave de corte de gas) y un manguito. Ambos se suelen comprar por separado. Los paelleros de gas suelen estar comprobados en fábrica. Es importante comprar aparatos homologados. Los aparatos tienen que cumplir la normativa europea 90/396 CE.

Pide tu quemador aquí y te lo enviarán a casa. *

Gas:

Para alimentar los fogones de gas para paellas se pueden usar diferentes bombonas. Sólo hace falta usar un regulador de gas adecuado en cada caso. De ésta forma se puede usar gas butano, gas butano Cepsa, gas propano e incluso camping gas.

Precaución:

  • Los paelleros quemadores de gas son seguros cuando cumplen la normativa europea y son usados de forma correcta.  Para evitar accidentes hay que tener en cuenta algunos aspectos:
  • Comprobar el estado del quemador y del manguito de gas. Los manguitos de gas tienen fecha de caducidad y se tienen que cambiar cada cierto tiempo.
  • Prender el gas nada más enchufar el quemador para que no se propague el gas por las cercanías.
  • No usar quemadores en el interior de edificios cuando no tienen la correspondiente homologación.
  • Si se usa un trípode, tiene que estar bien nivelado para evitar que el quemador se pueda caer.
  • Encender el fuego en áreas controladas y evitar rachas de viento.
  • Dejar las bombonas de gas y los quemadores en funcionamiento fuera del alcance de niños.
  • No desplazar el quemador cuando esté en funcionamiento.
  • Cerrar la llave de corte cuando no se utiliza.