Freir carne de la paella valenciana

Cuando el aceite de oliva esté muy caliente se empieza a freír la carne de pollo y la carne de conejo en la paella. Para que no se queme la carne se debe freír ésta a fuego lengo. Para ello bajamos un poco el gas. Cada cierto tiempo se remueve toda la carne con ayuda de la espumadera para que se haga bien la carne por todos los lados. Se tiene que freír la carne hasta que obtenga un color dorado.

 

Es recomentdable que fríes un poco más de carne de la que vas a utilizar para la paella valenciana para que ésta tenga un caldo mejor. Mientras se haga la carne puedes añadir un poco de sal, pimentón y pimienta blanca a la carne. Antes de añadir los demás ingredientes (cómo la verdura) puedes sacar la carne sobrante. La puedes comer otro día. Para que no se queme la carne antes de pasar al siguente paso, la puedes empujar con la espumadera hacia los bordes de la paella dónde la temperatura será un poco menor. Cómo se trata de una paella valenciana y no de una paella mixta, no se usan mariscos con lo que pasamos al siguiente punto.

Después se fríen los demás ingredientes de la paella valenciana tal cómo se explica en la siguiente página. Para acceder allí pincha en el enlace anterior.